• Receta popular de muchos pueblos, sencilla de elaborar pero con un gran sabor.
  • 1 conejo
  • 1 cabeza de ajo más 4 dientes
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • ¼ de vaso de vinagre
  • Sal

Separar los dientes de la cabeza, lavarlos, secarlos y dorarlos en aceite en una cazuela.

Trocear el conejo, salarlo y dorarlo en la misma cazuela.

Majar los 4 dientes restantes en un mortero con sal.

Retirar un poco de aceite de la cazuela y añadir el majado.

Rehogar de 2 a 3 minutos, añadir el vinagre y mezclar hasta su evaporación.

Incorporar el vino y cocinar hasta que esté tierno.

Servir caliente con el acompañamiento elegido.

© J. M. Occhi - 2013 · 2018|