• 1 pularda rellena
  • 1½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 carcasa de pollo
  • Agua para la cocción
  • Cava
  • Sal

Hacer un caldo en agua con sal con la carcasa desgrasada y la zanahoria y la cebolla peladas.

Colarlo y reservarlo caliente.

Calentar el horno, introducir la pularda en una bandeja, dorarla por ambos lados y regarla con el cava.

Dejar que se evapore, añadir caldo y seguir regando.

Gratinar al final para tostarla ligeramente.

Espesar el caldo restante y reservarlo caliente.

Dejar la pularda a temperatura ambiente, lonchearla y servirla con su salsa y el acompañamiento elegido.

La pularda  |  La gallina  |  El ave  |  El pollo, rey de la granja  |  El pollo  |  La carne de pollo  |  Nunca lavar el pollo

La zanahoria I

La zanahoria II

100 mitos · #10

La cebolla

100 mitos · #53

El cava

Agua de Bilbao

Cocinar con vino

100 mitos · #17

La compota

Cocinar sin aceite

Guarniciones

Espesar las salsas

La salsa

Historia de la salsa

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.

#

Poularde au Cresson

Liebig - Extracto de carne

1886 - Cromolitografía - 7,1 X 10,4 cm

Liebig Extract of Meat Company

Londres

Reino Unido