• 3 patatas grandes
  • 3 calabacines
  • 2 zanahorias grandes
  • 300 g de espinacas en conserva
  • 240 g de pasta corta
  • Bechamel (ver receta)
  • Pesto de albahaca (ver receta)
  • Pesto de salvia (ver receta)
  • Agua para la cocción
  • Sal

Pelar las patatas y cortarlas en rodajas medianas.

Pelar las zanahorias y dividirlas por la mitad y después en láminas.

Lavar, despuntar los calabacines y cortarlos en rodajas.

Escurrir las espinacas y pasarlas por agua.

Escaldar las patatas y las zanahorias en una cazuela con agua hirviendo y escurrirlas.

Colocar sucesivamente en una fuente de horno una capa de patatas, otra de espinacas, otra de zanahorias, otra de calabacín y terminar con una de patata.

Hacer la bechamel según lo indicado en la receta y verterla sobre las verduras.

Meter en el horno y cocinar el tiempo indicado.

Cocer la pasta al dente en abundante agua con sal y escurrirla.

Hacer los pestos según lo indicado en cada receta.

Poner en el centro del plato una porción de pastel y a los lados la pasta condimentada cada una con un pesto.

Servir caliente.

La patata    |    100 mitos · #23    |    Curiosidades    |    Dudas    |    Hablando de la patata por Caius Apicius

Cosas de la verdura

El calabacín I

El calabacín II

100 mitos · #11

Escaldar

La zanahoria I  |  La zanahoria II  |  100 mitos · #10  |  La zanahoria no siempre fue naranja  |  Alimentos en sazón

La espinaca I

La espinaca II

100 mitos · #19

Popeye y las espinacas

Alimentos en conserva

Las conservas

Preparaciones en moldes

La bechamel

La pasta  |  La pasta integral  |  Historia de la pasta  |  Errores al hacerla  |  100 mitos ·   #81   #84  |  Al dente

El pesto

Conservar el pesto

Otros tipos de pesto

La salsa

Historia de la salsa

Trucos con sal

Tipos de sal

100 mitos · #27

Reducir su consumo

Los cuchillos

#

El alimento se asa con menos grasa al no ser imprescindible añadirla para su cocción. El calor seco y uniforme sella el exterior, reteniendo sus jugos en el interior, realzando el sabor y preservando la textura. De no prolongar el asado, no hay pérdida relevante de nutrientes al no estar sumergido en agua.